Trastorno Bipolar

Busco ayuda ¿cómo se aborda la bipolaridad?

Lo primero que buscamos en el tratamiento de bipolaridad o de alguna condición con síntomas similares, es ayudar a nuestros pacientes a sentirse más estables. Se ha estudiado que el tratamiento que tiene una mayor tasa de éxito es el que combina la farmacoterapia con el acompañamiento psicológico, tanto de la persona como de sus terceros significativos.

1.jpg

En casos en que no hay un diagnostico de bipolaridad, pero hay cambios importantes en el ánimo, no siempre es necesario el uso de fármacos. Cualquiera sea el caso, tras generar un nivel de estabilidad, se busca entender cuál ha sido la vivencia del paciente, cuáles son los gatillantes de los cambios y buscar métodos que ayuden a manejar estos estados, a disminuir su frecuencia y su intensidad.

Qué me pasa ¿Soy bipolar?

Si te ha pasado que tienes periodos en que te sientes deprimido/a con poca motivación por actividades que antes te eran interesantes, poca energía y dificultad para levantarse y en otros momentos, te sientes en el polo opuesto, enérgico, con poca necesidad de sueño, con ganas de hacer muchas cosas y te ves iniciando proyectos que no llegas a concretar, y esto te genera sufrimiento y la sensación de inestabilidad, te invitamos a consultar con nosotros.

 

De todos modos, más allá del diagnóstico específico, es importante saber que si uno experimenta este tipo de episodios al menos se podría encontrar dentro del espectro de trastornos del ánimo y existe un tratamiento para ello. Es importante porque en general, ni el paciente ni la familia entiende bien qué es lo que pasa ni saben cómo abordarlo. Muchas veces quienes están inmersos en estas situaciones dicen o hacen cosas de las cuales después se arrepienten y, además,  saben que esto podría volver a pasar.

¿Cuál es el origen de la bipolaridad?

Por lo general estos cambios responden a factores biológicos y orgánicos, por lo cual  la persona afectada y su familia no saben a qué atribuirlo. La genética juega un rol importante en la causa de la bipolaridad, aunque se puede dar incluso en personas que no tengan familiares afectados. Estos episodios pueden llegar a ser muy graves, y por esto es importante que la persona y su familia tengan herramientas para enfrentarlos.